“La vida humana es un camino. ¿Hacia qué meta? ¿Cómo encontramos el rumbo? La vida es como un viaje por el mar de la historia, a menudo oscuro y borrascoso, un viaje en el que escudriñamos los astros que nos indican la ruta. Las verdaderas estrellas de nuestra vida son las personas que han sabido vivir rectamente. Ellas son luces de esperanza. Jesucristo es ciertamente la luz por antonomasia, el sol que brilla sobre todas las tinieblas de la historia. Pero para llegar hasta Él necesitamos también luces cercanas, personas que dan luz reflejando la luz de Cristo, ofreciendo así orientación para nuestra travesía.”[1]

Estas personas que nos enseñan cómo alcanzar la meta, son los Santos: cercanos, porque compartieron nuestras fragilidades y nuestras luchas, pero verdaderas estrellas de nuestra vida, porque vivieron las virtudes en forma extraordinaria.

Este blog quiere hacerte conocer a una mujer ejemplar. Hoy la Iglesia, que es Madre de los Santos, está estudiando y valorando sus virtudes y sus obras que hoy perduran: es la Sierva de Dios, Madre Eufrasia Iaconis, Fundadora de las Hijas de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires.



[1] Spes Salvi, N° 49

jueves, 18 de mayo de 2017

“Voces en la Casa Museo Madre Eufrasia”

En noviembre de 2011 la Congregación Hijas de la Inmaculada Concepción inauguró la Casa Museo Madre Eufrasia. Los objetos que allí se exponen son el fruto de donaciones que realizaron las distintas obras de la Congregación, algunos ya presentados en la Sala museo que se inició en el año 2004.
La Casa Museo data de hace más de 100 años, ya que funcionó originariamente como vivienda del capellán que asistía la Capilla de la Casa Madre y el Colegio de la Inmaculada. Para la inauguración, el edificio fue puesto en valor, tarea realizada por un  grupo de especialistas en Arquitectura, Museología e Historia.
La Congregación se propuso mantener viva la memoria de la Comunidad y preservar la labor apostólica de la Sierva de Dios y de las Hermanas que trabajaron junto a ella.
Con motivo de los actos conmemorativos de los 100 años de la Partida al Cielo de la Madre Eufrasia, el equipo de especialistas que allí trabaja dio forma a una muestra llamada “Voces en la Casa Museo Madre Eufrasia”.
La misma se propone dar vida e identidad propia a los objetos mediante la palabra, que se encuentra en documentos, cuidadosamente seleccionados, los que, gracias a la colaboración de docentes, alumnos y allegados de la Congregación dejaron de ser letra para convertirse en voces. Voces que les dieron vida a los protagonistas que día a día forjaron la historia de la Comunidad. Los visitantes pueden así vivenciar las virtudes y el esfuerzo de la Madre Eufrasia y de sus Hijas en los primeros años de vida y labor de esta familia religiosa.
Los invitamos a todos a que formen parte de esta maravillosa experiencia que fue armada con mucho amor para el disfrute de sus visitantes.

museomadreeufrasia@gmail.com

Puerta de acceso a la Casa Museo Madre Eufrasia
 y Bendición Apostólica

Grupo de visitantes observando la vitrina que contiene
 objetos de la Madre Eufrasia


miércoles, 26 de abril de 2017

1867 - 2017: 150 años del Nacimiento de la Sierva de Dios, Madre Eufrasia Iaconis: su familia.

Luis Antonio Iaconis
María Josefa Amalia Sofía Iaconis – la Madre Eufrasia– fue la segunda hija del matrimonio conformado por Luis Antonio Iaconis y María Antonia Spina, quienes se unieron en sagrado matrimonio el 1° de septiembre de 1859, en la iglesia parroquial Santa María Inmaculada, en Castelsilano. Del fruto de ese amor no solo nació la Sierva de Dios sino tres hijos más: Luisa, Francisco Javier Ernesto y Dominga Filomena, quien murió al poco tiempo de nacer.

La familia Iaconis era profundamente cristiana, es por eso que desde su más tierna infancia, el corazón de la pequeña Sofia fue colmándose de la Gracia Divina, contribuyendo en ello un tío sacerdote, el Padre José Iaconis, quien como dice el Padre Vicente Gambón “compartía con sus virtuosos padres la tarea de enderezar hacia el bien y la virtud aquella alma que desde sus primeros años fue grande en sus anhelos[1]”.

Catalina Caligiuri
A la edad de 4 años la Sierva de Dios perdió a su madre; ella como sus hermanos quedaron al cuidado de familiares hasta que en 1879 su padre contrajo nuevamente matrimonio con Catalina Caligiuri. De esta nueva unión nacieron 5 hermanos: Domingo Nicolás Guillermo Roberto (muere al año), María Raquel Eugenia Amalia Adelaida, María Dominga Matilde Enriqueta, María Elisa y María Josefa Elvira.
Estas dos últimas no sólo fueron hermanas de sangre sino hermanas espirituales de la Madre Eufrasia, ya que ambas entraron en religión en la Congregación Hijas de la Inmaculada Concepción, con los nombres de Hermana María Luisa y Hermana Berchmans. Ambas viajaron a la Argentina abocándose especialmente a la tarea educativa y una de ellas, María Luisa, fue Superiora General de la Congregación.








[1] PADRE GAMBÓN, Vicente S.J. Recuerdo biográfico de la Rda. Madre Sor Eufrasia Iaconis. Superiora General de las Hermanas de Caridad Hijas de la Inmaculada. Milán, Tipografía Pontificia de San José, 1919, pág. 5.

martes, 7 de marzo de 2017

1867 - 2017: 150 años del Nacimiento de la Sierva de Dios, Madre Eufrasia Iaconis: su Bautismo.

El Catecismo de la Iglesia Católica nos dice que el Bautismo es el fundamento de la existencia del cristiano, no solo porque nos abre la puerta a la vida en el espíritu y a otros sacramentos sino porque nos libera del pecado y nos regenera como hijos de Dios.
A nueve días de su nacimiento, el 27 de noviembre de 1867, la Madre Eufrasia recibió este Sacramento, por manos del R.P. Giuseppe Ammirati, con el madrinazgo de Rosa De Fazio. La ceremonia se efectuó en la iglesia matriz de Castelsilano, llamada según los documentos de la época La Inmaculada Concepción de la Beata Virgen María, hoy María Santísima Inmaculada. Actualmente, se conserva la pila bautismal original traída de Cerenzia, en la cual posiblemente la Madre recibió las aguas bautismales.
El Padre Vicente Gambón escribió unas hermosas y conmovedoras palabras sobre este momento tan importante de la vida de la Sierva de Dios:

“Sus padres Antonio Iaconis y Antonia Spina, quienes a las condiciones de una posición elevada en aquella sociedad unían las personales de una tierna piedad, no tardaron en regenerar a la recién nacida con las aguas del bautismo, dándole los nombres de María, Josefa, Amalia, Sofía. El 27 de ese mes tomó posesión la gracia divina de aquella alma, en la que moró el Espíritu divino, no abandonandolá ya más, y cubriéndola con su manto protector en todo el resto de su accidentada vida.”[1]





[1] PADRE GAMBÓN, VICENTE S.J. Recuerdo biográfico de la Rda. Madre Sor Eufrasia Iaconis. Superiora General de las Hermanas de Caridad Hijas de la Inmaculada. Milán, Tipografía Pontificia de San José, 1919. Pág. 3, 4.

viernes, 13 de enero de 2017

1867 - 2017: 150 años del Nacimiento de la Sierva de Dios, Madre Eufrasia Iaconis

Durante el 2017 conmemoramos los 150 años del nacimiento de la Fundadora de la Congregación Hijas de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires, Madre Eufrasia Iaconis.
La Sierva de Dios nació el 18 de noviembre de 1867 en un pueblo de la región de Calabria, Italia, llamado Casino. Fue bautizada con el nombre Maria Giuseppa Sofia Amalia Iaconis. Dicha comuna fue fundada oficialmente como municipio autónomo por el gobierno napoleónico de Joaquín Murat, el 14 de agosto de 1811. Desde entonces, se comenzó a notar un crecimiento demográfico que para el año del natalicio de la Madre significó unos 1600 habitantes, y un desarrollo de las actividades en la zona. En 1950, tras una petición popular al Presidente de la República Luigi Einaudi, se modificó el nombre de Casino por Castelsilano, como se lo conoce en la actualidad.
El Padre Vicente Gambón S. J., quien fue director espiritual y confesor de las Hijas de la Inmaculada Concepción, hizo referencia al nacimiento de la Sierva de Dios en una obra que se publicó en 1919. Refleja este acontecimiento ilustrándolo con las siguientes palabras:

“El ángel del Señor, a cuya custodia está encomendado el pequeño pueblo que lleva el nombre de Casino, en la Provincia de Catanzaro, debió experimentar un gozo especial el día 18 de noviembre de 1867. En ese día venía al mundo una niña destinada por la divina Providencia a darle una gloria especial y por lo mismo escogida por Dios y favorecida con los dones que habían de prepararla para la ejecución de esos designios con que el Señor la traía a esta mundo”[1]. 


Plaza Giussepe Rotondo- Castelsilano




[1] PADRE GAMBÓN, VICENTE S.J. Recuerdo biográfico de la Rda. Madre Sor Eufrasia Iaconis. Superiora General de las Hermanas de Caridad Hijas de la Inmaculada. Milán, Tipografía Pontificia de San José, 1919. Pág. 3.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Participación de los colegios en las Jornadas Conmemorativas del Centenario de la partida al Cielo de la Madre Eufrasia Iaconis: Istituto Immacolata Concezione de Milán y el Istituto Spirito Santo de Roma, Italia.

Durante las Jornadas Conmemorativas del Centenario de la partida al Cielo de la Madre Eufrasia Iaconis estuvieron también presentes las Comunidades educativas de Milán y Roma, a través de la Superiora Regional de Italia, Hna Giuliana Sartelli y la Consejera General, Hna. Natalina Fenaroli.

 Hna Giuliana Sartelli
La Hna. Giuliana fue portadora de un saludo enviado por el Istituto Immacolata Concezione de Milán, ilustrado con la proyección de imágenes que testimoniaban la vida cotidiana de la escuela.  De las palabras vertidas por dicha comunidad  educativa queremos destacar las siguientes: “deseamos sentirnos cerca de ustedes e invocar para todos la intercesión de la Madre Eufrasia para que nos sintamos capaces de vivir todos los días el servicio, al cual fuimos llamados, como maestros y educadores por el bien de los niños, con el espíritu del Evangelio”.


Hna. Natalina Fenaroli

En el caso del Istituto Spirito Santo de Roma, la Hna. Natalina presentó un video en el cual se mostraba la vida cotidiana de la institución y el trabajo apostólico que una maestra de ese colegio realizó en “Villa Inmaculada”, Monte Grande (Argentina), destacando “la alegría que caracteriza a nuestros alumnos que entran en contacto con el carisma que como herencia nos dejó nuestra fundadora”.





martes, 20 de diciembre de 2016

Participación de los colegios en las Jornadas Conmemorativas del Centenario de la partida al Cielo de la Madre Eufrasia Iaconis: Instituto San José, Buenos Aires.

El Instituto San José de Buenos Aires presentó en las Jornadas Conmemorativas del Centenario de la partida al Cielo de la Madre Eufrasia Iaconis el proyecto Casa San José: hogar que acompaña etapas y vocaciones.

Los resultados del trabajo emprendido se expusieron en un video en el que, a través de una narración realizada por los alumnos, se resaltaron los momentos centrales de la historia del Colegio, su crecimiento, las Hermanas y educadores que los formaron. Concluyeron manifestando que numerosos alumnos encontraron en la Institución “su casa” y en muchos casos su vocación religiosa.

Ponencia a cargo de la docente Claudia Sánchez
y las alumnas Satefanía Crudo y Gisela Decurges.


viernes, 16 de diciembre de 2016

Participación de los colegios en las Jornadas Conmemorativas del Centenario de la partida al Cielo de la Madre Eufrasia Iaconis: Instituto Inmaculada Concepción, Buenos Aires.

En el segundo día de las Jornadas Conmemorativas del Centenario de la partida al Cielo de la Madre Eufrasia Iaconis, el Instituto Inmaculada Concepción de Buenos Aires presentó su proyecto La capacidad transformadora de un carisma puesta a prueba en una comunidad barrial -El caso del Instituto Inmaculada Concepción en el Barrio de Almagro, ciudad de Buenos Aires-.

El mismo tuvo por objetivo mostrar cómo perciben los vecinos del Barrio de Almagro la presencia y el trabajo de las Hijas de la Inmaculada Concepción, a través de la tarea educativa del Instituto, desarrollando en los alumnos una conciencia de compromiso con la calidad de vida de la comunidad a la que pertenecen.

La ponencia estuvo a cargo de la docente Olga Caballero y de los alumnos
Martina Faila, Lucas Perla y Evelyn Castromán.